miércoles, 20 de mayo de 2015

Mercados de Las Tablas y Sanchinarro

Promesas, promesas, promesas...

Los barrios de Las Tablas (distrito de Fuencarral-El Pardo) y Sanchinarro (Hortaleza), son dos de los más recientes de la ciudad de Madrid. De hecho, fue en 1997 cuando se elaboró el Plan General de Ordenación Urbana que daría lugar a ambos barrios, levantados ya a comienzos del siglo XXI. Por este motivo son también de los más modernos de la urbe.

Aunque son barrios completamente integrados en la ciudad, aún hay algún edificio simbólico que ha sido muy recientemente finalizado, como el complejo BBVA de Las Tablas, conocido como “La Vela”.

Para dotar de servicios básicos a estos dos lugares, se planeó la creación de dos mercados municipales, que aunarían la oferta de comercio local en dos modernas infraestructuras.

Proyecto para el Mercado de Las Tablas
Fue en 2006 cuando el consistorio madrileño prometió la construcción del mercado de Sanchinarro y en 2008 el de Las Tablas, vitales para el comercio de los barrios.

Por una parte, el de Las Tablas, que se situaría en la rotonda de la avenida Camino de Santiago, contaría con 7.000 metros cuadrados, 17 puestos de alimentación, 9 locales de servicios, un supermercado, un restaurante con terraza y 100 plazas de garaje.

Por otra parte, el de Sanchinarro se convertiría en uno de los más grandes de todo Madrid: 26.000 metros cuadrados divididos en seis pisos, 52 locales de alimentación, un supermercado, dos restaurantes, un gimnasio y un aparcamiento para 400 vehículos.

Se convocó para este mercado un Concurso Internacional de Ideas, que ganó en 2008 el proyecto presentado por “Mute Arquitectura” bajo el nombre de “Metamorfosis”. En este espacio se trataría de mostrar una crisálida arquitectónica, un edificio que simulara el paso trascendental de gusano a mariposa. Sería una “caja” que se relacionara fácilmente con el entorno y el peatón.

Proyecto para el Mercado de Sanchinarro
En 2010 el Ayuntamiento afirmó que el elevado coste de la creación de estos espacios hacía imposible su construcción.

Sorprendentemente, tan sólo un año después, en 2011 y ante las nuevas elecciones municipales, misma promesa e idéntico resultado: el Partido Popular se volvió a hacer con el poder tras incluir en su programa electoral la construcción de estos dos nuevos mercados, además de nuevos espacios públicos en la misma zona: dos polideportivos (Las Tablas y Montecarmelo), mejora de dos campos de fútbol (Las Tablas y Tres Olivos), un nuevo campo de fútbol cubierto (Montecarmelo) y un gran eje para bicicletas que uniera los barrios con el Anillo Verde Ciclista. Ninguna de estas promesas fue llevada a cabo.

Fue entre 2011 y 2012 cuando se promovió la creación de los mercados de Las Tablas y Sanchinarro con más vehemencia: en 2012 se presentó el Plan Estratégico de Modernización de la Red de Mercados 2012-2015. En este plan se anunciaba la actuación en una docena de mercados de la capital. Según cita textual, se trataba de incrementar “la calidad de la oferta y de los servicios que ofrecen los mercados municipales”.
Proyecto para el Mercado de Sanchinarro. Interior

Sin embargo, en mayo de 2015 y con el plazo ya cumplido, sólo se ha intervenido en cuatro de estos mercados, olvidando la remodelación de los de La Cebada (distrito Centro, y del que hablaremos en otro artículo de nuestro blog próximamente), Mostenses (Centro), Orcasur (Usera), Villaverde Alto, Prosperidad (Chamartín), Bami (Ciudad Lineal), y tampoco se ha comenzado la construcción de los que nos ocupa el post de hoy, Las Tablas y Sanchinarro.

El más modesto de ellos habría costado 7,6 millones de euros, y el otro 25,9 millones.

Habrá que esperar a nuevos tiempos para poder ver la construcción y adecuación de estos lugares, tan relevantes para el pequeño comercio, y tan en peligro de desaparición en estos años en que los nuevos centros comerciales aparecen por doquier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada