miércoles, 4 de febrero de 2015

El nuevo estadio de Vallehermoso

En el distrito de Chamberí existió, desde 1957, un estadio que much@s seguro recuerden con cariño. Y es que éste no era un estadio como otro, no era ni siquiera de un equipo de fútbol o de baloncesto... era el estadio de atletismo de Madrid, el Estadio de Vallehermoso.

Cementerio de San Martín, lugar donde se constuyó el
Estadio de Vallehermoso
La historia de este espacio comienza en el siglo XIX, cuando José Bonaparte decide sacar los cementerios del centro de la ciudad para evitar epidemias. En lo que hoy es Chamberí, años después, ya en 1848, se sitúa un gran camposanto, que no se completa de cuerpos hasta principios del siglo XX, concretamente el 1902.

En 1926 se decide derribar el cementerio y construir un Jardín Elíptico, una gran plaza ajardinada, donde se situarían patios con fuentes y estatuas de todos los alcaldes de Madrid.
Sin embargo, las galerías de nichos fueron usadas como lugar de escondite en la Guerra Civil, y aún pasada la contienda quedaban algunos restos. Ese primer proyecto de zona arbolada nunca vio la luz.

Los terrenos habían vuelto a manos del Ayuntamiento en 1933, y en 1957 fueron cedidos por 50 años para la construcción de un estadio que albergara los II Juegos Iberoamericanos. Y fue exactamente lo que duró la existencia de ese recinto deportivo: 50 años.

Así nació el Estadio de Vallehermoso.

Poco a poco fue haciéndose popular. Uno de los principales eventos internacionales de atletismo en Madrid fue, desde 1979, el “Meeting de Madrid”. En él se daban cita los más destacados atletas del panorama, y se celebraba a menudo en este lugar.
Estadio de Vallehermoso (1957-2008)
En el mismo escenario, por ejemplo, el corredor imbatible Edwin Moses perdió por primera vez tras nueve años, nueve meses y nueve días en 1987. La noticia daba la vuelta al mundo en pocas horas.

Y así el Estadio de Vallehermoso se convirtió en mítico, y en uno de los más representativos de nuestra ciudad.

En 2007, Madrid se sumía embarcada en un reto de magnitudes colosales: la candidatura para acoger los Juegos Olímpicos de 2016. Aunque el principal estadio olímpico de Madrid habría sido el de la Peineta, que bien merece otra entrada en el blog, éste acogería también diversas pruebas deportivas.
Por este motivo, Vallehermoso cerró sus puertas, y nadie lo lamentó, puesto que en dos años habría sido derribado y lo sustituiría un estadio completamente nuevo y más adaptado a los nuevos tiempos.

Un año después, en 2008, se demolía el mítico estadio, dejando una zanja de 12 metros de profundidad, y eliminando cualquier recuerdo del espacio deportivo.

En ese mismo año se convocó un concurso de ideas para el Proyecto de Instalaciones Deportivas Vallehermoso con el fin de adaptarse a los requerimientos olímpicos.
Proyecto del nuevo estadio de Vallehermoso
De entre 26 proyectos, “Delfos”, del estudio de arquitectos Cano Lasso, fue el nombrado ganador. Se proponía la construcción de un polideportivo, un gran parque urbano y, por supuesto, el ansiado estadio de atletismo.

En primer lugar, el polideportivo sería un Centro Deportivo Municipal concebido bajo rasante, con lucernario y patios varios. El mismo podría ser utilizado por los vecinos del barrio. Tendría un aforo para 2.500 personas, y tendría tres salas polivalentes, una piscina cubierta de 50 x 25 metros, y un spa.

En segundo lugar, el gran parque tendría una extensión de 20.000 metros cuadrados con juegos para niños, zonas estanciales, pistas de pádel y polivalentes, y piscinas recreativas.

Y lo mejor, para el final. El estadio de atletismo, de tipo reglamentario, estaría completamente preparado para acoger pruebas de unos Juegos Olímpicos. Una pista de 400 metros de longitud de ocho calles y una gran zona de campo interior para lanzamientos, saltos y resto de disciplinas del atletismo harían que el nuevo estadio mejorara al anterior y se modernizara considerablemente. Sería, por tanto, apto para las pruebas de más alto nivel competitivo internacional.
Vista exterior del proyecto del nuevo estadio de Vallehermoso.
Sólo se aprecia el edificio de usos complementarios.

La pista tendría un aforo de más de 10.000 espectadores, y al menos la mitad se situaría bajo cubierta.

Además, bajo el estadio se situaría un aparcamiento subterráneo de 1.000 plazas, que podrían disfrutar tanto vecinos como usuarios de las instalaciones, y también se construiría un alto edificio de usos complementarios, en la parte trasera de la parcela (junto a la calle Jesús Maestro), para acoger la dirección y administración del centro, una biblioteca deportiva, una guardería, un centro médico y aulas de formación.

Pero llegó 2009 y las obras no habían comenzado. Lo único que se había hecho era demoler el obsoleto estadio.
En otoño, Madrid cayó de la carrera olímpica, y fue Río de Janeiro quien se hizo con los JJOO de 2016.
Una crisis económica histórica y diversos casos de corrupción salpicaron a esta instalación, y las obras no sólo se paralizaron, sino que se suspendieron.

Solar en que estaba el estadio de Vallehermoso.
Al fondo se aprecia el nuevo gimnasio. (El Mundo)
En 2011 se adjudicó un nuevo proyecto a Ingesport: se comenzó a construir en una pequeña parte de los terrenos un gimnasio privado con una sala de fitness, tres piscinas, tres pistas de pádel, un pabellón de deportes, un spa, cuatro salas para actividades dirigidas, y un parking de uso exclusivo para abonados del gimnasio.

El mismo fue finalmente abierto en 2014. Sin embargo, al privatizar su uso, no se da la posibilidad de usar las instalaciones con el abono municipal, sino que hay que ser socio del gimnasio en concreto.

Aún así y como decimos, se trata de una pequeña parte del solar, puesto que todo el espacio antiguamente ocupado por el estadio sigue a la espera de tiempos mejores.

Los terrenos, al ser de uso deportivo, no pueden acoger otros proyectos que no sean de esa índole. Por tanto, lo que había sido un cementerio, vuelve a ser un camposanto, pero en vez de haber cuerpos lo que hay es una zanja de 12 metros de profundidad en que se enterró en 2008 al estadio de Vallehermoso por completo.

6 comentarios:

  1. Hola buenas, somos estudiantes universitarios y estamos haciendo un trabajo sobre la evolución histórica del estadio vallehermoso, nos ha gustado la información que aportas en el blog y nos preguntábamos si tendrías más fuentes de información sobre el tema, como libros o publicaciones. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      En principio la información más relevante que he encontrado de este tema es la que tengo subida en este artículo, pero os puedo recomendar alguna bibliografía que os puede ser de ayuda. Si me escribís mejor un e-mail, os intento echar una mano.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. En los primeros años setenta del siglo pasado, por reformas en su propio campo, el Rayo Vallecano jugaba sus partidos en este estadio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu interesante aportación. ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. carlos gonzalez romero10 de diciembre de 2016, 20:51

    David Madrid, si quieres conocer la historia del Estadio de Vallehermoso te recomiendo que te pongas en contacto con la Asociación de Antiguos miembros de la OJE (Organización Juvenil Española). Es muy fácil que en ella encuentres gente que participo en la inauguración y uso de ese Estadio, fuimos muchos miles de madrileños y españoles. En el había un Hogar de la OJE y en el celebraba la OJE infinidad de actos deportivos y conmemorativos.
    El que te escribe fue uno de los participantes en su inauguración.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Cuando se inauguró el estadio, en el colegio, siendo niños, algunos fuimos a visitarlo, por lo que creo calcular que su inauguración fue en 1964. Ahí se hacían los Juegos Escolares de Atletismo de aquellos años.

    La pista de Atletismo se cambió de ceniza a tartán (como el del Estadio Olímpico de Méjico), allá por 1969.

    ResponderEliminar